User blogs

Inyboss
[email protected] abro este tema para que pidan las canciones que mas les gusten, para pasarlas por la radio.
Inyboss Jun 16 '16 · Rate: 5 · Comments: 29 · Tags: radio
Telemaco

Ante todo pido disculpas por hacer esto en este sitio, pero como aquí hay muchos users o ex users del Foro en cuestión no me pareció descabellada la idea.


Ya me han censurado muchas veces de Foros Dz, pero esta vez es definitiva.

Estoy cansado que me censuren de dicho lugar siendo que frecuento el foro desde hace muchos años (tuve distintas cuentas, la más conocida Sebx) yo diría casi desde sus inicios (bueno, no tanto XD) y me enoja mucho que el baneo sea por causa de otro user con privilegios (Rey Amarillo) el cual claramente es conocido del staff y hace lo que quiere (). 

Dicho Foro fue bueno en alguna ocasión, pero ya no lo es porque perdieron profesionalismo. No sólo por su baja actividad sino por la estupidez de sus Administradores, que ya están viejos, y se la pasan todo el día con adolescentes otakus, furros, gente con desviaciones sexuales, y demás miserables a los cuales (de todos ellos) eligen para formar su staff.   

Dejar tu empresa en manos de tal gente y encima mezclarte con ellos, sólo puede definirse de una manera: estupidez.


El liderazgo de un estúpido sólo lleva a más estupidez, y DZ hoy en día es manejado por Administradores seniles y un staff de estúpidos otakus con desviaciones de toda índole.


A los interesados les invito a ver el siguiente vídeo (perdón por la propagando de Kizoa, lo hice online el vídeo) donde dejo un mensaje claro a dicho Foro, pueden comentar en él:




En fin, ese fue mi descargo, la verdad no volveré a DZ nunca más.

Espero le haya servido a alguien dicha información.

Saludos.


Telemaco Oct 24 · Comments: 6 · Tags: anime x, censura, dz, foros, foros dz, manga , manga, youtube
Wally Mod
Quiero decir, si tres es trió, ¿cuatro es cuarteto? ¿O es orgía? ¿o es partuza? ¿Partuza=orgía? El debate esta servido. 
Wally Nov 13 '16 · Comments: 6
VicSenpai
Buenos días internautas, les traigo un par de problemas y posibles reformas que solucionen tales problemas. Es algo que en lo que pienso en mis tiempos libres asi que seguramente tengan sus respectivas discrepancias con mis ideas, sean bienvenidos de comentarlas, sin más preámbulos, comencemos. 



¿Problemas con democracia? Esta ya mas que claro que el sistema democrático es mejor que cualquier otro sistema, al menos para la gran mayoría, pero como todo, no se salva de tener problemas. Hablaré desde el punto de viste de mi país, argentina. Enumeraré mis quejas a continuación. 


1) El votante no sabe porque vota: 

Así es, y mucho creerán que sí saben, pero seamos sinceros ¿Cuántos de nosotros tenemos conocimiento sobre economía? Es algo fundamental en la política. Yo mismo puedo decir, que no soy apto para votar coherentemente, pues me declaro ignorante en ese ámbito, sabré mucho sobre muchas cosas pero no sobre economia. 

Si aún no están convencidos, intenten ponerse en el cuerpo y alma de una persona sin educación; acá en Argentina sobran. Veamos las ultimas elecciones a presidente en mi país, básicamente termino con dos posibles candidatos, Scioli o Macri. Ahora la pregunta ¿Qué es lo que ve y escucha el ignorante promedio? Simple, un motón de carteles con tales políticos sonriendo y si bien cada uno lleva sus ideales y formulas especificas para alguien que no se fija tanto se resumen en dos cosas. Uno afirma que sacara el país adelante con esperanza y el otro con buena onda, dos caras de la misma moneda, contrarias pero lo mismo al fin. 

Como ven, al menos una gran porcentaje de la población no debería ser apta para elegir cargos políticos que afectan a todo un país entero.



2) Los partidos políticos. 

Se supone que estos partidos políticos serian una manera de agrupar ideales y estilos para integrarse a la política. Pero ahora nos toca preguntar ¿Qué es lo que hace o dice el integrante de tal o cual partido? ¿Lo que es mejor para el país o lo que es mejor para el cabeza de partido? 

Seamos sinceros, si bien hay casos de todo tipo, la mayoría busca ascender. Usaré un ejemplo. Esto es como un "contrato feudal "  el Rey (cabeza de partido) les hace jurar lealtad a sus vasallos (demás integrantes del partido) a cambio de esto, el Rey les cede tierras y riqueza. Tal cual, así hay muchos que empezaron en política, llegaron a ser gobernadores sólo por un puesto acomodado siguiendo a su rey. 

De forma simple, los partidos políticos sólo generan fanáticos y vivos que no se preocupan realmente por el país. Sino por ganar el concurso de popularidad del que se trata realmente la democracia, como lo vimos en en punto anterior, para el ignorante promedio solo se basa en popularidad de candidatos.  Así el que junta más dinero, junta mas propaganda y mas vasallos, lo que hace que en Rey no sea el mas apto, sino el mas poderoso. 

 



Esos fueron algunos de los puntos débiles de la democracia, ahora seguiré planteando posibles ideas para solucionar esto, obviamente son sólo ideas, y por lo tanto, pueden tener fallas, sobre todo  porque serán bastante revolucionarias. 



1) Democracia para pocos. 



El pueblo no es apto para elegir realmente. Sin quererlo y sin saberlo puede dañarse a si mismos. Mi país y la historia son pruebas de ello.

¿Cómo solucionarlo? Simple, sólo unos pocos deberían tener el derecho a votar ¿Quiénes? Pues aquellos que prueben poder pasar una serie de exámenes los cuales comprueban que tienen el conocimiento necesario. Quiza profesionales en distintos campos como fiscales o economistas deban estar ahí. 

¿A estos se les podría influenciar para votar en contra del bien del país? Si por supuesto, y es por eso que tienen que ser una cantidad elevada. Un 5% de la población quizá. Deben ser anónimos también por tales razones. 


2) Políticos en blanco sin partidos. 


Los partidos políticos no general ideas buenas para el pueblo, allí sólo buscan agarrarse de las mismas palabras  que son mas dignas de una cancha de fútbol. Se basan principalmente en desmeritar e insultar a los partidos rivales para que ellos queden mejor. 

Por eso, no solo que los partidos políticos deben ser prohibidos, sino que también los aspirantes a políticos tendrán que salir desde lo mas bajo, iniciándose en base a una serie de concursos, donde los aspirantes deberán demostrar su conocimiento en diferentes campos. Jueces de estos serán sólo aquellos pocos que tengan el derecho a votar anteriormente mencionados. 

Los aspirantes usaran los debates políticos para demostrar sus conocimientos y sus ideas, estas serán valoradas por los jueces con un sistema de puntajes, donde solo aquellos aspirantes con mayor puntuación tendrá la capacidad de ir por puestos políticos. 

Desde mi puntos de vista esto generará un sistema democrático mas culto e intelectual, donde la principal herramienta de estos será el conocimiento y la ideas productivas. 



3) La voz del pueblo

Yo mismo me encontré una falla y es que si sólo un sector elige, el resto se sentirá excluido y seguramente con razón. Pues así se deberá crear una asamblea popular, si bien la mayoría no podrá votar si podrán exigir y reclamar. 

Se deberá formar juntas barriales donde de ahí salgan representantes dando idea sobre la situación del pueblo.






Bueno, esto es toda mi idea básicamente, obviamente para algunos de ustedes será una tontería y si piensan que así, no esta mal. Sé que este sistema es algo forzado y un poco extremista, pero bueno, al menos espero que nos haya hecho pensar un poco con esta situación. 


Si tienen alguna idea para complementar esto o alguna queja sobre alguno de los puntos, sientanse libres de hacerlo, pero por favor, no quiero puteadas. 


Pd: Disculpen las fallas gramaticales, estoy desde el celular. Bezo bezo xau xau 

VicSenpai Apr 17 · Rate: 5 · Comments: 6
Wally Mod
¿Por cuanto tiempo se puede, conscientemente, ser consciente de uno mismo?
Wally Nov 1 '16 · Comments: 6
GTHD

Oh my  sorrows

Sad tomorrows

Take me back to my own home.......



The world is a bad place 

A Bad place 

A Terrible place to live 

Oh but I don´t want to die ...

GTHD Feb 8 · Comments: 4
hybrid_ningen

El libre albedrío no existe.

 

Esas fueron las primeras palabras que leí. Desperté ante ellas todos los días por muchos años. Estaban escritas en un letrero. El letrero estaba colgado arriba de la hilera opuesta de catres en el Establo de Sueño. No tengo ningún recuerdo previo a la granja; asumí que había nacido ahí.

Ninguno de los niños sabía por qué estábamos ahí o de dónde proveníamos… Nadie ni siquiera sabía cuánto tiempo habíamos estado en la granja. Algunos niños envejecían. Otros no. No puedo recordar mucho, pero eso es lo que pasa cuando no se te da mucho para recordar.

 

Recuerdo siempre haber estado delirantemente hambriento. Se nos alimentaba con tres comidas pequeñas al día, pero, antes de cualquiera de ellas, el rector Ranon Xinon nos obligaba a observar cómo rociaba unas gotas de líquido claro en nuestros platillos desde un bote café sin etiqueta. Luego nos pasaba los platillos al azar por la rendija de una puerta de metal para que nunca supiéramos si nuestra comida estaba envenenada. La mayoría de nosotros bailábamos por los bordes de nuestros platos. Nadie estaba muy ansioso por comer, no cuando habíamos visto a docenas de niños tornarse azules y morir frente a nosotros después de haber recibido la comida equivocada. Muchos de nosotros rara vez comíamos esa comida; yo NUNCA comía de mi plato. 

Recolectaba los pocos trozos limpios que había en la basura. Comía cuervos, y habitualmente recurría a moscas, hormigas, dientes de león, cucarachas, tréboles, escarabajos… cualquier cosa viva y de alguna forma comestible. Guardaba las arañas. Tenía un lugar especial para ellas.

Veinte niños y treinta niñas trabajaban los campos que proveían toda la comida a «la granja», una instalación de madera derruida cercada con alambre de púas y por el bosque circundante. Más allá de eso, la tierra salvaje. Aunque no había focos o guardias, la granja era más inescapable que una prisión.

 

Cada tantas semanas, el rector Xinon llevaba a los casi cien residentes hasta los límites de la granja, en donde soplaba un silbato de latón extraño. Pastores alemanes con ojos inyectados de sangre saltaban de la maleza como si hubiesen estado esperando su llamada; sus bocas espumando mientras hacían rechinar los dientes en el alambre oxidado, amenazando con entrar y comernos vivos. La sonrisa del rector era fría, y nos decía, con una voz que sonaba como la descarga de disparos en la lejanía:

 

-Son perros guardianes viejos que se volvieron rabiosos. Aprendí, por medio de uno de ustedes, cómo entrenarlos para que me obedezcan. Y si huyen, los matarán… o harán que deseen que se hayan quedado conmigo.

 

La granja nunca tenía respuestas. Muy pocas personas llegaban —los camiones repartidores infrecuentes, un autobús de prisión y un Thunderbird negro con ventanas polarizadas que hacía rugir una turbina poderosa, como si motores de cohete hubieran sido instalados debajo del capó—, y solo interactuaban con el rector.

 

Había un rumor de que no éramos niños reales, de que el rector Xinon era un demonio que nos esculpió con sangre y ceniza. Nunca nos atrevíamos a hablarle al rector, y hacerle una pregunta era absurdo, puesto que una pregunta significaba el tacto de su mano cruel y dura, una mano que convertía al aire adyacente en un alfiletero de dolor que punzaría tu piel con solo rozarte.

Pero más allá de los envenenamientos, el trabajo agotador, rebuscar comida y no comprender un solo día qué era lo que estaba sucediendo, temíamos las noches más que nada. Estar exhaustos por la labor diaria en los campos no era suficiente para superar el miedo a dormir. Cuando era más oscuro y el aire se había serenado, oíamos cómo las pisadas rechinantes del rector simplemente… manaban desde el centro del establo sin ningún tipo de advertencia. A veces, lo oíamos caminar por el tejado. Sobre las paredes. En el techo. Aún puedo escuchar su respiración si cierro mis ojos; ese agonizante aliento porcino que succionaba el aire con un cansancio gutural. La respiración y las pisadas daban vueltas y vueltas hasta que escuchábamos a alguien llorar. Entonces la víctima emitiría un último gemido antes de que desapareciera junto con el rector. El niño raptado regresaba a su cama por la mañana exhibiendo marcas nuevas —la desagradable mancha roja y púrpura que nos dejaba el costado de su dedo, o, a veces, una huella digital negra impregnada en nuestros cuerpos—. Nunca le decíamos nada a nadie sobre estas marcas; siempre teníamos miedo de que el rector nos escuchara y nos castigara con marcas semejantes.

 

En ocasiones nos tocaba con su palma entera dejando una impresión arrugada, tan cruda y dolorosa como la marca de hierro caliente. Yo tenía algunas manchas también, pero me consideraba suertudo de tener pocas, hasta donde podía observar.

 

Yo era uno de los cuatro niños y cinco niñas que limpiaban el hogar del rector, el caserío. Yo limpiaba los baños y vaciaba las cisternas con balde y cuerda. Eventualmente, encontré unos tablones sueltos en el techo arriba del retrete cuando estaba parado en la repisa de la ventana refregando moho. Comencé a pensar.

 

Esta fue mi vida por lo que se sintió como muchos años. Juro que puedo nombrar veinticinco veces separadas en las que llegó el granizo, pero no teníamos manera de rastrear el tiempo, ni siquiera con nuestras edades. A veces veíamos a un niño de trece o catorce años volviendo a lucir como la mitad de eso. El tiempo no tenía sentido en la granja, y sabía que no iba a salir de ahí con solo esperar. Cuando desperté una mañana para encontrar la ardiente huella roja de la mano del rector Xinon cerca de mi hombro, un plan brumoso inducido por la hambruna emergió desde la niebla de mi cerebro.

 

Fui a mi lugar especial, por las cisternas, en donde había guardado a toda viuda negra que había encontrado. Las mantenía detrás de un ladrillo falso al costado del caserío. Había tenido una colección de ocho de ellas, y descubrí que las viudas negras eran caníbales cuando se agrupaban. Solo las más fuertes sobrevivían. Organicé varios «torneos», hasta que ciento ocho viudas negras se redujeron a veintiséis de las arañas más tóxicas, inquietas y arrebatadas que nunca querrías conocer. Solo fui mordido dos veces, y estuve cerca de una muerte agónica ambas veces. Sabía que una mordida no acabaría con un monstruo como Xinon. Estaba listo para ejecutar la última etapa de mi plan, pero todo cambió un día frío a principios de diciembre. Un helicóptero tan negro como el Thunderbird sobrevoló la granja un par de veces a poca distancia.

 

Ranon Xinon se volvió loco. Envenenó la mitad de las comidas el día siguiente de la llegada del helicóptero, y, después del desayuno, nos llevó a todos para formar una línea afuera del matadero de pollos. Cuando empezó a dirigirnos, uno a uno, varios se unieron a mí y corrieron. A juzgar por los gritos, capturó a la mayoría de los que huyeron, pero no me atrapó a mí. Pasé muchas noches fantaseando sobre este momento cuando no estaba escuchando sus pisadas y respiración aquejada.

 

Puse las viudas negras dentro de una caja grande de chocolates compartimentada que recuperé de una pila de madera, perfecta para mantener a cada una de ellas encerradas. Quité los tablones de madera encima del retrete y me escondí en ese espacio del baño. El rector podría evitar el sueño durante su paranoia, pero todos tienen que ir al baño. Esas cisternas no se cagaban solas.

Estaba oscuro para cuando llegó con su candela. El sonido de él bajándose los pantalones y su quejido simultáneo enmascaró el sonido de los tablones siendo retirados. Le quité la tapadera a la caja de veintiséis pesadillas, bañando al rector con gladiadores famélicos y enloquecidos. Mis bellezas comenzaron a morder al rector tan pronto como cayeron. El horror de la granja de niños, el demonio llamado Ranon Xinon se ovillaba cerca de su retrete; sus ojos se contraían por la inflamación, su boca encerraba un murmullo aterrorizado de repulsión y desconcierto a medida que las alimañas torturaban todo su cuerpo. Antes de que sus ojos se hincharan lo suficiente como para cerrarse, vio mi pequeño rostro de siete años asomándose por el agujero en la oscuridad. El niño perdido. El rector se empezó a carcajear.

 

—Sabía que esto podría suceder. El libre albedrío no existe. Está bien. Ya viví diez mil años. Viví TUS veranos felices, matrimonios fantásticos, éxito fructuoso. Tu vida fue tan hermosa que no tiene comparación. Es por eso que tú y yo ahora somos fantasmas.

 

Esas fueron las últimas palabras ininteligibles del rector antes de que dejara de respirar.

Me oculté por cuatro horas y después me paré en la repisa de la ventana, el lugar más seguro de la habitación. Las arañas habían acabado y se habían ido.

 

El helicóptero regresó justo antes del ocaso con una brigada de hombres armados. Fui el único sobreviviente de la granja. El capitán de la operación era un hombre llamado Clinton Moxley, Jefe de las Investigaciones de Campo de la Oficina Hermética. Me adoptó y tomé su apellido. Fue él quien me nombró Howard.

 

Le dije a mi padre lo poco que sabía. Me corrigió en algunas cosas: el nombre del rector no era Xinon, él era un hombre llamado Clark P. Ganes, un «individuo anómalo». La oficina en la que trabajaba rastreó al rector hasta aquí. Había sido mi padre quien manejaba el Thunderbird.

Mi padre me contó sobre la vez que la oficina había capturado al rector para estudiarlo en uno de sus laboratorios. El sujeto agarró la muñeca de Frank Bernwiest, uno de los miembros más ancianos del equipo. Todos vieron el rostro de setenta y nueve años de Frank retorcerse y contorsionarse hasta que las arrugas desaparecieron y la piel se había levantado. Tras unos segundos de agonía, Frank volvió a ser un hombre de la mediana edad.

 

Mi padre me dijo que él evitó personalmente que los demás agentes hicieran contacto, puesto que estaban recopilando evidencia grabada del fenómeno único asociado con Clark P. Ganes. Cada vez que la mano de Ganes descansaba en la piel expuesta de Frank, este gritaba, tornándose cada vez más pubescente. Ganes solo lo dejó ir hasta que Frank era un niño revolviéndose en la vestimenta de un anciano.

 

«Escoge víctimas que tuvieron buenas vidas», me explicó mi padre mientras me arropaba en la cama. «Su existencia es la evidencia más grande que el Tiempo es una dimensión física, algo que es material y que siempre ha estado aquí. Él vive TUS años en cuestión de segundos. Frank se quedó con nueve años malos de setenta y nueve. Podrías creer que ser joven de nuevo es genial, pero recuerda que fue dejado con la mente de un niño de nueve años sin ningún amigo o familiar que cuidaran de él… Tú conoces muy bien ese dolor, Howard. La oficina no tenía los recursos para cuidar de Frank. Creemos que Clark Ganes es responsable de miles de niños abandonados a lo largo del mundo. Frank fue solo uno de ellos, otro humano con un línea de tiempo utilizada».

Le pregunté al único padre que conocía por qué me había adoptado. Me llevó al espejo doble del baño principal y me dijo que me quitara la camisa.

 

«Porque te lo debo. Alguna vez fuiste un anciano, Howard. Eras mi mentor y mi compañero en la oficina. Viajaste a la granja por tu propia cuenta para intentar cerrarla. Tenía la esperanza de que lo recordaras… o cualquier otra cosa de tu pasado, pero… ya veo que el rector te afectó a ti también».

Vi detrás de mí usando los espejos para observar mi propia espalda por primera vez, y la vi cubierta de huellas de mano.

 

Eso fue hace muchos años. Fiel a las palabras del rector, he sido un fantasma entre los vivos desde entonces. Ha sido difícil conciliar el sueño, especialmente ahora. Por las últimas noches, he escuchado las pisadas del rector y su aliento rasposo junto a mi cama. Mi padre dijo que nunca encontraron su cadáver. Sé que quiere su granja devuelta. Me quiere a mí devuelta; quiere a todos sus niños devuelta

hybrid_ningen May 4 · Rate: 5 · Comments: 3 · Tags: creepypasta
dist4nte



Σ(O_O;)
dist4nte Jul 27 '16 · Rate: 5 · Comments: 3
Huetete
Erase una vez... Un hombre muy valiente conoció a un grupo de amigos provenientes de Erurkubus... País de la Discordia...


Luego todos se murieron.


Fin.

Huetete Jan 1 · Comments: 2 · Tags: acción, equisde, historiaespectacular, shonen
VicSenpai

-Fue un largo viaje hasta ese congelado valle, habían sido semanas de caminata por tierras heladas para llegar hasta esa isla, deseaba que mis esfuerzos darán sus frutos, así poder alcanzar el conocimiento total de mis poderes arcanos. 

Las antiguas historias de los ancianos rúnicos en los bosques Gosks eran ciertas, en una de muchas islas de aquellas lejanas y nevadas tierras de Slakavia al sur de la tierra, se encuentra una puerta hacia aquello que sobrepasa todo entendimiento del hombre, una burbujeante orgía de magias negras en un lugar tan oscuro que ningún ojo humano ha tenido la osadía de vigilar.

El crepúsculo puso fin a mi viaje, guiado por un tenue canto que sólo podían escuchar aquellos que han estado en contacto con la misma muerte, me adentre al boscoso paisaje perdiéndome entre los arboles siguiendo aquellos cantos de espectros que me susurraban al oído. Pude encontrar una grieta en la tierra, una fisura que llegaba hasta donde mis ojos no me permitían ver por el tupido paisaje. Me aventuré a bajar por este precipicio del cual no podía ver su fondo, conmigo llevaba una cuerda de unos 40 metros de largo. Aseguré uno de los extremos a un árbol que demostraba gran tamaño, la jale unas tres veces para percatarme que este bien enganchada. 

Antes de bajar hacia la profundidad rocosa del abismo, le eche un último vistazo con pavor, en ese entonces, sentí como si un arremolinado ventarrón saliera desde allí debajo. Escuché una vez más aquel distorsionado canto, pero esta vez sentía que eran miles de tenues voces de seres susurrando al oído con una seductora voz que me incitaba a bajar. Sabía que aquí era el lugar, sabía que una vez que empiece descenso, no sería el mismo ser que una vez fui, pero no me importó en ese momento, estaba ciego y deseoso del conocimiento y el poder. 

No mentiré, mis manos temblaban sin parar y no por el helado frío de esas remotas tierras, sino por miedo a lo desconocido, pero ahí estaba la cura a mis miedos, el saber me esperaba en lo más profundo y con ello el fin de mi temor... 

Empecé mi descenso hacia las profundidades, y mientras más bajaba, más fuertes y alborotadas eran las voces que retumbaban a mi alrededor, era como si me quisieran advertir de mi error o quizá como si gozaran mi osadía. Mi corazón latía rápidamente, sentía como si mi pecho fuera a explotar, los nervios me estaban carcomiendo por dentro, pero aun así mi inocente curiosidad me hizo seguir hasta que los 40 metros de mi cuerda se acabara.

Creí que con ese largo, ya estaría en el fondo de el cráter, pero no fue así. Ya había llegado demasiado lejos para intentarlo otro día. Fui con mis dedos desnudos aferrándome a la roca como si fuera un primitivo animal , pensé que como mucho, me tardaría unos 20 ó 30 metros más llegar al final. 

Apenas al empezar mis manos ya estaban cansadas y lastimadas, por un momento me propuse el volver a subir a la seguridad de mi soga, pero sentí eso como un símbolo de debilidad e ignorancia.

No tengo idea cuantos metros baje así, pero recuerdo que deben haber sido unos 20 ó 25 minutos. Estaba totalmente exhausto, y para empeorar la situación, aquellas voces que se escuchaban a lo lejos se convirtieron en carcajadas, horrendas risas que salían de todos lados, mofándose de mi infortunio. 

 Mi temor en ese momento era tanto que casi quiebro en llanto, estaba cansado y agobiado, sin posibilidad de volver a subir, simplemente mis dedos cedieron y la grieta venció. Caí hacia el vacío del abismo y aquellas risas que me torturaban callaron de repente y el único sonido en aquel sitio cubierto de tinieblas, eran mis gritos de angustia por la caída. Había llegado tan lejos y lo eché a perder por una obsesión. 

Esperé que al menos conservará la vida después de la caída así al menos podría presenciar algo fuera de lo usual, pero para mi sorpresa, la caída no sucedía.  

Llevaba cayendo en picada una ridícula cantidad de tiempo, quizá casi una hora, me di vuelta para presenciar la luz de la sima, y era tan final y diminuta que apenas se podía divisar, parecía como si estuviera a kilómetros de distancia. En ese momento, todo a mi alrededor estaba cubierto de tinieblas, sentía como si el centro de la tierra reclamará mi cuerpo y fuera atraído hacia él por una extraña energía. Había entrado al fin, el vacío del que profetizaron los chamanes del desierto Barash, sentía como mi percepción cambiaba a una mas abstracta, tal como lo decía en el artículo 87 del ancestral códice Voidlakon, enciclopedia de los cultos oscuros: 


"En el Reino de los otros Dioses, los señores de las tinieblas, las primitivas leyes de los humanos son quebrantadas de toda forma posible. El existir en aquel lugar altera la percepción. Vive en todas las dimensiones y en ninguna al mismo tiempo, algo imposible de imaginar por simples mortales como nosotros. 

Su cuerpo físico pesará a un tercer plano y su mente ascenderá a un plano superior donde las banales reglas cambian el sentido y donde la luz no es luz y la oscuridad es total." 


Podía sentirlo, pero no verlo, viajaba a través del sin fin del espacio vacío. Entre tanta oscuridad, pude ver mis manos una vez más después de tanto tiempo ¿Pero cómo? Sin luz visible por ningún lado no debería poder verlas, pero se verían de una forma anormal, una difusa, casi transparente como si estas emitieran su propia diminuta luz. Mi ojos no podía verlas, pero mi mente sí, al fin ascendí al plano astral, donde la mente viaja libremente por el espacio. 

Cuando me percate de aquello, pude verlos, resplandores a lo lejos, no eran de luz, sino eran como fulgores de oscuridad entre mas de esta, una sensación extraña que no puede ser explicada en ningún texto, era como un sexto sentido más allá de cualquier otro imaginado antes. Se podría decir, que esos resplandores eran como sensaciones plasmadas en un espacio por mi mente. 

 Mientras permanecía en ese limbo de vacío, donde parecía flotar, aquellos resplandores a lo lejos se desplazaban a mi alrededor como si fueran las estrellas que se pueden observar en las noches más oscuras.

Seguí en este estado durante quién sabe cuanto tiempo, hasta que vi una inmensidad de luz, un resplandor brillante... esa si era realmente luz, era tan fuente que me lastimaba los ojos verla. Parecía un gran sol blanco, en el centro, orbitando a su al rededor, se podía divisar una negruzca esfera. Lo entendí perfectamente como si lo hubiera leído en algún libro, ahí era donde me dirigía. Un planeta totalmente hecho de una materia que no conoce el hombre, orbitando en un espacio de vacío. 

Mientras más me acercaba más rápido iba, sentí que el impacto iba a ser lo ultimo que viera, pero no fue así, de hecho cuando entre en cierto radio sentí como si todo fuera en cámara lenta, incluso los movimientos de mi casi translúcido cuerpo. Una sensación de ardor corrompió mi cuerpo, dolió tanto que grite! Sentía como si cada molécula de mi cuerpo chocará entre si y explotará. Perdí en conocimiento por quien sabe cuanto tiempo y desperté en la tierra de aquel oscuro planeta. 

Para mi sorpresa tenía alto pastizal de un color azulado, pero un poco translúcido al igual que mi cuerpo. Alcé mi cabeza y lo vi, esa singular estrella blanca sobre mi, la misma que vi antes, esta vez algo era distinto, su luz era tan fuerte que quemaba mi ser, me retorcí en el suelo por el ardor, sentí como si aquel sol intentará matarme con su poder. Lo extraño es que a pesar de su luz el cielo era negro como todo lo que no pudiera producir luz por si mismo Busque refugio entre el pastizal, el cual por su tamaño me protegía de los rayos solares. 

Me arrastre durante horas y horas, perdí la noción del tiempo en aquel retorcido lugar donde todo era distinto. Alcé la vista una vez más con temo de volver a ver aquella estrella y vi lo más impactante que había presenciado hasta ese momentos, a lo lejos, uno 4 kilómetros diría yo, se encontraba una torre tan alta que se alzaba hasta donde aquel sol me permitía ver. Estaba cubierta por un arco iris fluorescente de tonalidades oscuras, era como un faro que iluminaba un escuro mundo lleno de tinieblas, algo tan hermoso que jamás podría haberlo visto o leído en ninguna otra parte.

Al presenciar tal maravilla, una desigual desesperación se apoderó de mi, a pesar de mi ardía travesía, estaba arrastrándome con todas mis energías sobre aquel pastizal, quería llegar lo más rápido posible a esa inmensa Torre.

Cuando al fin estuvo frente a la puerta, pude escuchar aquella melodía de antes, la misma que me susurraba al oído en el bosque, pero esta vez era distinto, podía sentirse de una calidad hermosa eran sonidos que jamás antes había escuchado y sería imposible reproducirlos por humanos. Me recordó a aquéllos sueños que eran habituales en mi cuando era niño. Recuerdo que pensé ¿Acaso el mágico mundo de mis sueños se encontraba detrás de esa puerta? 

Con mis manos empuje el pesado portón, y lo vi... Un espectáculos alucinante de colores dentro de una torre sin fin, cientos de miles de seres de diversos formas danzando y cantando al ritmo de una melodía asombrosa, como si se tratara de una coreografía exquisita. Todos brillaban en su propias tonalidad y yo era como uno de ellos, distinto, pero brillando, uniéndome a la danza. Me adentré entre ellos sin llamar una mínima de atención, se notaba que algunos volaban sobre mi y giraban en torno a el centro de tal torre. Mi curiosidad me pudo y corrí a ver al gran anfitrión por el cual nosotros bailábamos. Lo vi. 

Un ser deforme enrollado en torno a una gran columna en el centro de esta estructura, tenia miles de bocas, brazos y tentáculos. Era el ser más extraño y horripilante que ningún otro hombre a presenciando jamás.

Sabía quién era, Astyriketh, el señor que manda en el vacío, el soberano de soberanos, el verdadero emperador del submundo, líder la horda de espectros que asolan la tierra. El mayor de los otros dioses. Sabía quién era y que quería. Sentí como su presencia me examinaba, me arrodillé ante él y supliqué como lo sugería en aquella enciclopedias de los cultos oscuros, pronunciando en ese idioma antiguo... "Jaaket, gluxthr vakfratk".

Traducido a nuestro idioma "Dios del vacío, soy tu vasallo". 

En ese instante, todos los seres presentes dejaron de cantar y danzar para envolverse en un grito ensordecedor, me tape los oídos para evitar el dolor, luego sentí como una extremidad invisible me tomaba del duelos y me alzaba hacia lo alto de la torre, frente a su gran majestad. Me habló en un idioma extraño a base de sonidos en cual a penas podría imitar con mi boca, pero no necesitaban entender su idioma, yo entendí lo que pedía.

Él, el Dios original del vasto universos, está encerrado en aquella torre y quiere reinar en nuestro mundo y yo era su siervos el cual le daría redención como el verdadero emperador de los primitivos humanos. Tal cual como decían los chamanes Abbacenos.

Yo tenía una misión, y ya había logrado la primera parte. Acto siguiente, quedé inconsciente y al despertar estaba en aquel bosque donde todo empezó. 

Aquí estoy ahora y es donde empezará la historia del gran hechicero arcano, mano derecha del vacío, aquel humano que abrió las puertas del abismo, solamente necesitó una manera de traer a mi Dios a este mundo y así es como empezará la nueva era, mi era.

VicSenpai Nov 29 '16 · Rate: 4.67 · Comments: 2
Pages: 1 2 »

informacion

Los Admin de la pagina son:

-Coyuyo
-Itachi

Frase de la semana

"Ya rindanse. No se van a safar de mi."


Coyuyo

Radio